Victor Villasante

Nacido en Madrid en 1975 es doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid (2015). Se licenció en CC. Físicas (UCM), y durante el último año de carrera (1999-2000) empezó a trabajar en el Laboratorio de Paleomagnetismo de la UCM, gracias a una beca de técnico de la Comunidad de Madrid. Realizó los cursos de doctorado del programa de Geofísica, Geodesia y Meteorología de la UCM. Tras presentar el trabajo de investigación “Estudio paleomagnético de las peridotitas de Ronda-Málaga” (publicado en Tectonophysics, Villasante-Marcos et al., 2003), obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados en 2002. Hasta 2007 disfrutó de becas y contratos de investigación y continuó su especialización en Paleomagnetismo (Villasante-Marcos et al., 2004, 2007, 2009, 2010; Gómez-Paccard et al., 2004; McIntosh et al., 2004).

En 2007 obtuvo una de las plazas de Personal Laboral que ofertó el Instituto Geográfico Nacional para constituir su Unidad de Volcanología y Vigilancia Volcánica, con la que se dotó de los medios para dar cumplimiento a su responsabilidad en vigilancia volcánica en el territorio español. Desde entonces trabaja en el campo de la Volcanología, aunque ha continuado investigando en Paleomagnetismo, formando parte como miembro externo del Grupo de Investigación de Paleomagnetismo de la UCM y realizando varios trabajos de paleomagnetismo en las Islas Canarias (Pavón-Carrasco & Villasante-Marcos, 2010; Villasante-Marcos & Pavón-Carrasco, 2014). Por otro lado, ha diversificado sus temas de investigación, especializándose en el campo del volcanomagnetismo (estudio de las variaciones en el campo geomagnético local debido a la actividad volcánica, López et al., 2012) y en la aplicación de la técnica de potencial espontáneo a entornos volcánicos para la caracterización estructural y de sistemas hidrotermales (Finizola et al., 2010; Villasante-Marcos et al., 2014). En este campo, ha sido coordinador y responsable de un trabajo de investigación de gran envergadura que ha conducido a la caracterización de los sistemas hidrotermales del centro de Tenerife, que ha conllevado la realización de campañas de campo entre 2007 y 2011 en colaboración con investigadores extranjeros y en el que han participado 30 personas (Villasante-Marcos et al., 2014). Desde 2011 ha participado en las tareas de vigilancia volcánica asociadas a la reactivación volcánica de la isla de El Hierro, tanto en el despliegue y mantenimiento de la red instrumental multiparamétrica del IGN en la isla, como en el análisis, interpretación y publicación de los resultados obtenidos con ella.