Antecedentes



Meteorología

La meteorología puede jugar un papel importante en los sistemas de vigilancia volcánica. Incluso hay ejemplos en que la meteorología ha influido en el estado de actividad del volcán llegando a ser desencadenante de procesos eruptivos (Matthews et al., 2002). En Tenerife, Jimenez & García-Fernández (2000) concluyeron que puede haber una relación entre la sismicidad superficial y las precipitaciones. Esta relación se ha visto en otros volcanes combinada con cambios en la temperatura fumarólica.

Sin embargo, el mayor problema en la interpretación de los datos obtenidos con muchas técnicas de vigilancia volcánica es que la meteorología puede influir en las medidas llegando a ocultar las señales que se pretenden detectar. Por tanto deben realizarse filtrados y correcciones de manera cuidadosa. Las medidas de flujo de gases pueden verse modificadas por la velocidad y la dirección del viento así como por la presión atmosférica y la temperatura. Por ejemplo, los gravímetros tienen una alta sensibilidad a cambios de temperatura y presión atmosférica.

Pluviómetro en el Teide

Pluviómetro en las Cañadas del Teide

Particularmente importante es la influencia en el estudio geodésico de la deformación del terreno. Una de las causas principales de la presencia de variaciones estacionales en las series temporales de datos GPS, principalmente anuales, es la atmósfera. El cálculo de coordenadas subdiarias están más afectado por los fenómenos meteorológicos que pueden darse a lo largo del día. La relación entre medidas de GPS y procesos meteorológicos es tal que hoy en día se usan datos de estas estaciones para estudios atmosféricos, ya sea de fenómenos meteorológicos adversos como para su incorporación a modelos de predicción. La obtención de parámetros atmosféricos a partir de los datos GPS parten de la hipótesis de que las coordenadas de las estaciones no varían con el tiempo, sin embargo, en el caso de vigilancia volcánica esto no tiene porque ser así. De aquí se deduce la importancia de la instalación de estaciones meteorológicas junto a las CGPS.

El IGN hizo en 2010 un estudio de varios meses de duración para determinar la relación de la meteorología con ciertas señales sísmicas mediante la instalación de pluviómetros de bajo coste en ciertos puntos de las Cañadas del Teide.  

No se admiten más comentarios