Antecedentes



Geología

photo94137956938393875

Formaciones geológicas de Tenerife

Las Islas Canarias conforman un archipiélago volcánico que ha mantenido diversos grados de actividad volcánica a lo largo de los últimos 40 millones de años. En particular Tenerife, la mayor de las islas, ha extendido su actividad durante unos 12 millones de años. Es una isla oceánica en la que la mayor parte de la misma está sumergida. Empezó a crecer muy rápidamente sobre el fondo marino (lavas basálticas) generando una estructura en escudo, formada por varios edificios volcánicos de características similares, que se conocen como Series Basálticas Antiguas (Anaga, Teno y en el Roque del Conde). La parte subaérea de estos edificios tienen edades comprendidas entre los 12 y los 3.3 Ma. Durante esta primera fase de volcanismo basáltico se produce el mayor crecimiento de la isla.

Siguiendo a esta fase de volcanismo basáltico se inicia una actividad eruptiva de magmas fonolíticos, muchas veces alternando con el volcanismo basáltico. Su centros de emisión son mucho más localizados y se emiten lavas y material piroclastico. Esta actividad se puede decir que siempre ha estado presente en la formación de Tenerife, tal como conocemos la isla

El cambio en la composición  de los magmas y a consecuencia el cambio en el estilo del volcanismo da lugar a la formación de un gran estratovolcán en el centro de la isla y que conocemos con el nombre de edificio Cañadas. Composicionalmente el edificio Cañadas se caracteriza por la abundancia en rocas de composición fonolítica, tantos lavas como rocas piroclásticas y con una edad de más de 3.5 Ma, cubre gran parte del edificio basáltico inicial. Esta estructura fue parcialmente destruida en al menos tres grandes eventos de colapso, formado la caldera de Las Cañadas. En el borde norte de ésta se emplaza, en los últimos 190 mil años, el complejo volcánico Teide-Pico Viejo que se eleva 3,718 m sobre el nivel del mar, constituyendo la cumbre más elevada de España y de las islas del Atlántico.

photo94137956938393874

Centros eruptivos de Tenerife en los últimos 30.000 años (en rojo ácidas y en amarillo básicas)

La actividad de los últimos 30.000 años se ha caracterizado por dos tipos de eventos: erupciones fonolíticas efusivas y explosivas en el complejo Teide-Pico Viejo (incluyendo los domos periféricos) y erupciones monogenéticas basálticas distribuidas a lo largo de los lineamientos extensionales denominados rift de Santiago del Teide ó NW y rift de la Dorsal o NE, así como en algunos otros campos monogenéticos en el sur de la isla y fuera de la zona de los rifts. En los lineamientos citados anteriormente, se concentran las erupciones históricas que han tenido lugar en la isla, todas ellas basálticas.

Las erupciones históricas de Tenerife constatadas documentalmente (C. Romero, Tesis Doctoral, Universidad de La Laguna, 1991) han sido las siguientes:

  • 1704/1705: volcán de Sietefuentes, volcán de Fasnia y volcán de Güímar

  • 1706: volcán de Arenas Negras o erupción de Garachico

  • 1798: volcán de la Chahorra ó erupción de las Narices del Teide

  • 1909: volcán del Chinyero

    historical_tenerife

    Erupciones históricas en Tenerife.

 

No se admiten más comentarios